Reflexions sobre la política guatemalenca

Imprimeix

Ya pasó la primera vuelta de las elecciones.

La jornada electoral inició con la preparación de las mesas a las 5.30h, a las 7h empezaron las primeras votaciones, a esa hora ya había muchas personas esperando en colas.

Se prepararon 3 centros de votación, uno en el pueblo y los otros en dos cantones (la distancia entre ellos es de 30-45 minutos en carro por caminos de tierra). En las últimas elecciones del 2003 solo se preparó un centro de votación en el pueblo. El hecho de que haya habido centros en las comunidades ha facilitado a las personas el acceso para votar. Aún así, en estas elecciones muchas personas de diferentes comunidades tuvieron que desplazarse largas distancias para ir a sus centros respectivos.

Las cantinas se cerraron dos días antes.

Me sorprendió ver que la gran mayoría de las mesas estaban al aire libre. Las papeletas (con los logos en color de cada partido) que tenía la junta electoral de cada mesa, coincidía con el número exacto de personas que tenían en sus listas. Ni una papeleta de más. El/la presidente/a de cada mesa firmaba y sellaba cada papeleta antes de entregarla, y el votante después de firmar, en el atril (hecho de cajas de cartón), ponía la cruz sobre el partido deseado.

Sorprendía mucho ver a la inmensa mayoría de mujeres dejando la huella de su pulgar, y en cambio los hombres, escribiendo su nombre.

Observar la jornada electoral fue interesante, no llegaron todas nuestras identificaciones, así que algunos decidimos desplazarnos y visitar los tres centros electorales y las sedes de los partidos. Algunos partidos regalaban gaseosas y panes a los que iban a votar. Lo cierto es que es muy difícil ser testigo de una situación en la que hay compra de voto, coacción, etc… porque según nos decían, las compras de los votos sucedieron en los caminos (y en otros lugares libres de observadores) bastante antes de que se iniciara la votación.

En el centro de votación que había en el pueblo, decían que agarraron a un hombre pagando 200Q (20€) a personas para que votaran al FRG (tampoco sé hasta qué punto fue así). En las noticias dijeron que fue linchado, pero al parecer, se lo llevaron detenido. Eso sí, se formó un gran revuelo.

Justo después del cierre a las 18h, se inició el recuento, en plena calle. La policía estaba alrededor de las mesas. Yo estuve en una mesa, y pude ver como muchas de las papeletas eran votos nulos. Me pareció que muchas personas no sabían cómo votar, y mis compañeros decían que sobretodo era en el caso de muchas mujeres.

El resultado en Santa María fue el que se temía. Ganó el FRG (Frente Republicano Guatemalteco). “Fundado por el general Efraín Ríos Montt cuando quiso participar en política después de su período como jefe de estado en 1983. Ríos Montt fue candidato presidencial en 2003 y no ganó y se le acusa de grandes genocidios durante los 80. En el partido FRG se reúnen muchos ex militares del tiempo de la violencia. En 1999 ganó la presidencia Alfonso Portillo, durante su gobierno, el robo de fondos del Estado, fue más de mil millones de quetzales (más de 100 millones de euros). Varios funcionarios del gobierno de Portillo fueron encarcelados y algunos de ellos encontrados culpables del robo de dinero. El mismo Portillo tiene orden de captura y de extradición, pues el gobierno guatemalteco está tratando de regresarlo a Guatemala, porque él vive en México en este momento. Durante este gobierno se aumentó mucho la violencia hacia los grupos de derechos humanos y también la delincuencia. (…)” (Material de Formación de Fe y Política, Santa María Chiquimula, 2007).

A nivel de toda la República, el FRG fue el gran perdedor bajando mucho su representación en el Congreso. El general Ríos Montt, aún así, tiene asegurada su plaza como diputado garantizando su inmunidad.

Sorprendentemente, este partido ha ganado en zonas donde han habido las más grandes masacres en los 80, Santa Cruz del Quiché, Nebaj, Zacualpa,...

La izquierda no ha tenido apoyo en estas elecciones.

El partido de centro UNE (Unidad Nacional de la Esperanza) consigue el mayor número de votos, muy seguido por el PP (Partido Patriota) cuyo lema “mano dura” ha perseguido nuestros oídos en toda la campaña. “El PP está dirigido por el general Otto Pérez Molina, y en él hay varios ex militares que quieren seguir teniendo incidencia en el estado. El general Pérez Molina estuvo en varios destacamentos militares durante los años 80. Estuvo en el área ixil durante el tiempo que el ejército fue culpado de varias masacres. (…)” (Material de Formación de Fe y Política, Santa María Chiquimula, 2007).

UNE y PP, se enfrentarán en una segunda vuelta el 4 de noviembre.

Pues, hay mucho más, pero quizás ya sea suficiente.

Espero no cansaros mucho con esto y que os pueda interesar.

Un abrazo.

Ana