Al Sud

Iximche' es Guatemala

Imprimeix PDF

Ya llevo 10 meses en Guatemala… han pasado muy rápido, al menos eso creo. Han sido unos meses llenos de vida, parece que todo lo vivido no pueda caber en tan sólo este tiempo…

Los últimos 3 meses han sido los más intensos y los más difíciles para mí.

Estamos acabando el verano… en el verano no llueve, son los meses en los que no hay lluvias. En muchos casos se va al río a buscar agua. Aquí no tenemos agua potable durante el año, el agua para beber se compra en bidones grandes o se hierve. Me cuesta imaginar como en Barcelona, el agua de la ducha sí es potable y cómo esa agua que se puede beber, no se bebe y se escapa por el desagüe…

Ha sido verano pero ha hecho frío, las mañanas y las noches han sido bastante frías, muchas veces por debajo de los 10 grados. De hecho son los meses más fríos del año. Durante el día, en cambio, el sol calentaba mucho y podíamos pasar de los 25 grados.

Ahorita, con las primeras lluvias todo empieza a cambiar otra vez, cómo me gusta… Y también es la hora de la siembra, la siembra de la milpa. Se está preparando la tierra. Es bonita la relación de la mujer indígena y la tierra: “entre la tierra y la madre. La tierra alimenta y la mujer da vida. Hay un diálogo constante entre la tierra y la mujer.” (Rigoberta Menchú)

Todo el mundo sabía que iba a llover, aunque todavía no es el tiempo, al parecer, las primeras lluvias se han adelantado unas semanas. Mis compañeros antes de las primeras gotas ya oían cantos diferentes de los pájaros, veían como el viento hacía unos remolinos pequeños por los caminos, explicaban que el sol y la luna mostraban una aureola especial. Ha coincidido también con el año nuevo lunar del calendario maya. Con la ayuda de ellos yo también he podido ir percibiendo cambios en la naturaleza, algunos más evidentes y otros, en cambio, muy sutiles… Y realmente, llegó el agua.

Del 26 al 30 de marzo, aquí en Iximche’ (Guatemala), se realizó la tercera Cumbre Continental de Pueblos y Nacionalidades Indígenas, que une pueblos indígenas de todo el continente americano. Los delegados son escogidos, y de Santa María Chiquimula fue un compañero de trabajo, Aurelio. La declaración que redactaron la podési leer en el editorial de volpa.org, donde reafirman las declaraciones anteriores de Teotihuacan (México 2000) y la de Kito (Ecuador 2004). Las conclusiones son contundentes y especialmente hermosas.

Estos últimos meses ha sido tiempo para estar en diferentes hospitales. Acompañar a niños/as, jóvenes y no tan jóvenes al hospital de Totonicapán (cabecera del departamento de Totonicapán al que pertenece Santa María Chiquimula), también al hospital de Quetzaltenango (Xela, como llaman aquí a la segunda ciudad de Guatemala) y también estuve una semana en el hospital de San Juan de Dios en la capital, a más de 6 horas de mi pueblo. Ha sido tiempo de hacer de ambulancia, de estar con enfermos, de buscar dónde encontrar una caja para poder recoger una niñita muerta del hospital, de estar con un muchacho que estaba al final de su vida en el hospital, de ir a funerales...

Me ha sorprendido mucho en qué condiciones están las personas en los hospitales. Por la noche salen las cucarachas por las pareces y por el suelo, tenía que subir las piernas a la silla para que no llegaran a mis pies. Casi no hay medicamentos, y muchos se han de pagar, muchas de las pruebas se han de hacer en laboratorios privados fuera del hospital con un costo muy alto. No se informa a los familiares de que tienen derecho a quedarse con el paciente y menos en los idiomas indígenas. Don Juan fue a la capital a ver a su hijo y sólo pudo quedarse una hora con él, le dijeron que sólo podía estar en hora de visita. El dinero del viaje lo tuvo que pedir prestado y son casi 6 horas hasta llegar al hospital. Así que cuando yo llegué el muchacho estaba solo. Nadie le informó al papá de que podía hablar con trabajo social para pedir un permiso especial. Trabajo social del hospital de Totonicapán sabía la situación económica de la familia, nosotros pedimos que lo comunicaran a San Juan de Dios, en la capital. No se hizo, fuimos nosotros los que lo comunicamos. Pero al parecer, no sirvió de nada, porque cuando llegó don Juan para ver a su hijo, nadie se interesó por su situación.

La autoestima de muchos indígenas es tan baja que creen que cualquier ladino o extranjero tiene más razón que ellos…

También ha sido tiempo de más oración, supongo que para poder transformar el sentimiento que deja la injusticia. Y sentir más fuerza, porque la necesito. También me está ayudando a entender qué me dice Dios con lo que veo cada día, aunque no siempre lo logre... En el lugar donde vivo hay muchos momentos de completo silencio que estoy aprovechando y disfrutando mucho.

El proyecto de alfabetización que se inició en febrero ha recibido muy buena respuesta. En nuestras visitas a las comunidades, se realiza consulta médica, se pesa y talla a los niños/as, se da formación de cocina y temas sobre salud a las madres, y ahora también se da clases de alfabetización, están aprendiendo a leer y escribir el k’iche’. Están contentas y con muchas ganas de aprender, desde jóvenes hasta mujeres de 80 años. Ya hay 500 mujeres y la mayoría no sabe leer ni escribir.

Hace unos días fui a Santa Cruz del Quiché, visité a Mary (Irlandesa) que llegó hace unos meses y Myriam (Holandesa) que lleva en Guatemala desde las primeras matanzas de indígenas en los 80. Myriam me contó que empezaba a ver que desaparecía y moría gente que ella conocía, y que no podía irse. Las dos trabajan en un proyecto de ACG (acción cultural guatemalteca) de arte y pintura para niños y niñas de las comunidades de Santa Cruz del Quiché. Estuve en una sesión, quería conocer el trabajo y me gustó mucho, me dieron muchas ideas que a lo mejor algún día llevo a cabo…

Cada tres meses, ellas junto con otras personas que están como voluntarias en Guatemala y El Salvador se reúnen para hacer un retiro de unos tres días, desarrollan temas de formación muy interesantes. He podido participar en los dos últimos.

El pasado 5 de abril llegó una “delegación” de amigos y amigas de Barcelona. Estoy muy contenta de que estén por aquí, estuve con ellos por el oriente de Guatemala y en un par de días llegan a Santa María. Tengo ganas de verlos.

Estoy muy bien por aquí, os mando a todas y a todos, un fuerte abrazo. Gracias por lo que enviáis.

Ana.

(...)La noticia de Jon Sobrino llegó aquí causando sorpresa y decepción, ¿cómo se vive allí?

La milpa empezó a secar...

Imprimeix PDF

La milpa se empezó a secar y ahora ya se está cosechando el maíz. El entorno está cambiando rápidamente. Algunos verdes se transforman en diferentes ocres y las montañas parecen otras. Sé que ya está empezando el cambio de tiempo… pero también se siente todo distinto.

Estos días el pueblo se ha vestido de fiesta para recordar a sus antepasados fallecidos. Visité el cementerio…

Y es impresionante… tanta sencillez me conmovió. Me gustó mucho, y allí sí que no había mármoles… tan solo un mar inmenso de montículos de tierra algo rojiza. Sobre la tierra había muchas flores de colores, sobretodo de color amarillo. Junto cada montículo se sentaba la familia y comía junto a la tumba.

Estos rituales les ayudan además a ir transformando tanto dolor por tanta muerte en fuerza. Los amados ausentes están presentes y los niños chiquitos van con su mamá al cementerio y comen juntos… y también ponen la comida al papá que murió. Ellos dicen que sus amados no comen con los dientes pero comen en espíritu. Y sienten tanta Presencia… que les va acompañando cada día. Esto también les ayuda a conectar con todos sus antepasados Mayas… a sentir la fuerza, la sabiduría, la cultura de tantas personas que les precedieron. Yo cuando los veo, siento que son muy afortunados por tanta riqueza heredada de tantos años. Y entiendo un poco más como sus cuerpos delgados han aguantado tanto dolor.

Para estos pueblos el pasado no se vive como si fuera presente, pero sí que es muy importante para ellos abrazar el pasado doloroso hasta que éste se va transformando en coraje y fuerza.

En cambio para muchos de nosotros el pasado doloroso no existe, lo borramos y negamos. Tenemos tanto miedo al dolor… que nos perdemos la oportunidad de cambio y de crecimiento que nos ofrece vivir ese dolor.

Los más ancianos cuando saludan hablan al corazón directamente…. ¿Cómo está tu corazón? preguntan, y también dicen, ¿como está tu casa?

Uno puede tener gripe… pero no están preguntando por el cuerpo, ni tampoco por lo que estás pensando, están preguntando por como está sintiendo tu corazón. Tienen claro que la sabiduría proviene de lo más profundo del ser, y ahí habita el Corazón del Cielo y el Corazón de la Tierra, Ajaw. Para ellos Dios es creador y formador…

Y cuando hablan del desarrollo de los Pueblos Indígenas expresan que desean trabajar para el desarrollo del Ser, y no el desarrollo del tener…

Hace unos días fuimos a conocer una clínica en San Martín Sacatepéquez… trabajan solo con medicina natural. Allí cultivan unas 40 plantas, las secan y elaboran jabones, jarabes, pomadas,… También tienen terapias con arcillas y masajes. Unas franciscanas apoyan el proyecto, pero está organizado por indígenas. Lilia, una de las franciscanas de unos 70 años me decía… cuando el cuerpo se enferma, es bueno preguntarnos para qué se enferma, a veces el cuerpo nos está avisando de algo… la manera de cultivar las plantas, de secarlas, de prepararlas ya nos exige un cambio en nuestra vida de ritmo y de contacto con lo que la tierra nos ofrece y eso ya está siendo muy bueno.

En el programa de salud de nuestro pueblo se quiere recuperar todos los conocimientos que hay y potenciarlos… para el año que viene se quiere iniciar la medicina natural. Ya tenemos el aparato que seca las plantas y una cocina grande en el internado, también tenemos un lugar en el huerto para cuidar las plantas y mucha voluntad de las personas del equipo. Tenemos también una experta, Salomé de 74 años.

Pues nada más, de momento.

Ah! Mi corazón se siente contento…

Un abrazo,

ana

Actualidad desde Guatemala

Imprimeix PDF

Hola a todas y a todos,

Estoy bien. Hace tiempo que no escribo, tengo los medios pero no me es fácil… Aunque sí tenga muchas cosas que contaros.

Ya hace 4 meses que llegué aquí, parece que el tiempo pasa muy rápido, pero a la vez han pasado tantas cosas en estos 4 meses que parece que hace más que llegué aquí. El tiempo se dilata y se encoge…

Por aquí las montañas siguen muy bellas, muy verdes, gracias al agua. No nos queda mucho de lluvias y ahora ya empieza a refrescar, en diciembre ya hará frío, y durará unos tres meses.

No he tenido tiempo de sentirme sola porque continuamente ha venido gente. Amelia, una enfermera de Valladolid, ha estado dos meses, ya se ha ido pero ha venido Mar, una amiga, a pasar unos días conmigo. En agosto vinieron Humberto con los dos Xavis que estaban en El Salvador y se acercaron a Guatemala a visitarme. Les estoy muy agradecida, y me animaron a que visitara El Salvador. He recibido correos de gente que quiere venir y yo me alegro. Espero que podamos compaginarlo…

Llegiu-ne més...

Santa María Chiquimula

Imprimeix PDF

Hacía ya días que no escribía…

Estoy bien.

Aquí estamos todavía en invierno, aún quedan unos meses de lluvias, pero al parecer, la época de frío empieza después del invierno.... o al menos eso dicen. Con las lluvias no hace mucho frío, incluso calor, pero las noches son muy húmedas. Ahora duermo con 4 mantas de lana de oveja y cuando llegue diciembre supongo que el número aumentará....

Los días pasan muy rápido y ya pronto hará dos meses que estoy aquí. Me siento muy bien.

He conocido a mucha gente, también otra que ha venido de paso, y éste último mes ha sido de bienvenidas y despedidas, vienen y se van. Y yo me alegro de no tener que irme todavía...

Aquí no hay lavadoras… y después de ya casi dos meses lavando a mano, la ropa me queda un poco más limpia que al principio. Aún así, tengo tiempo para ir perfeccionándome.

La milpa (la planta del maíz) ha crecido mucho y las casas quedan rodeadas y casi enterradas entre las matas verdes... toda una belleza… también lo es el caminar entre la milpa, lo hago cuando puedo…

A veces, me gustaría coger un pincel y pintar lo que veo, hace mucho que no lo hago, quizás algún día…

Ahora ya ha crecido el elote, es la mazorca de maíz, pero con el maíz muy tierno. Aquí lo cuecen y está muy rico. Si dejan el elote en la planta, dentro de un par de meses se cosecha la mazorca de maíz que nosotros conocemos. Conocen varias clases de maíz: el negro, el rojo, el amarillo y el blanco. Este último es el que se cosecha aquí y es básico en su alimentación.

Llegiu-ne més...

Ha plogut molt

Imprimeix PDF

Ha llovido mucho estos últimos días, el campo sabe agradecer el agua abundante y está con unos verdes muy bonitos. Hoy ya ha salido el sol... y ha habido mercado. Los caminos (desarreglados) se llenan de carros con gente que va de las comunidades al pueblo. Cada uno vende lo que tiene... algún tipo de fruta o verdura, pero en el mercado hay mucho más, y lo deben traer comerciantes de pueblos cercanos. Los niños ayudan a sus mamás o papás, cargando a sus hermanos chiquitos, llevando la mercancía y vendiendo.Esta zona es muy montañosa y con diferentes ríos que bañan los valles, así que para desplazarse hay que bajar y subir montañas, así una y otra vez. El paisaje es extraordinario, y sobretodo ahora, en época de lluvias, según cuentan.

Estos últimos tres días hemos visitado cuatro comunidades, y realmente era difícil llegar a ellas... es curioso como cada comunidad tiene su particularidad: pueden estar en zonas muy altas y abiertas, o en zonas más húmedas y frondosas, algunas son muy frías y otras son más cálidas; algunas veces vemos ganado (alguna ternera, alguna oveja o chivo), otras veces unas gallinas y algún conejo, pero en muchas casas no crían nada.

Llegiu-ne més...

Ana Chamorro, recién llegando a Guatemala

Imprimeix PDF

Hola.

Ya llevo unos días en Santa María Chiquimula, estamos en época de lluvias y todavía no he visto llover, pero al parecer las lluvias dan una pequeña tregua de vez en cuando.

Es imposible que pueda describir todo lo que llego a ver, oír y sentir al cabo del día... a las 7 de la tarde ya estoy rendida.

El pueblo es totalmente indígena (maya-kiché), hay unas 36 comunidades (si no recuerdo mal) repartidas por las montañas, y la población en total es aproximadamente de unos 40.000 habitantes.

La gente es muy acogedora y alegre... las mujeres llevan siempre a sus hijos a cuestas con telas de colores, y las niñas también llevan a sus hermanos pequeños que casi abultan como ellas.

Llegiu-ne més...

Montse López, desde Burkina Fasso

Imprimeix PDF

Bueno mi querida gente de España, aquí estoy de nuevo desde Burkina.

En primer lugar daros las gracias a todos los que me habeis escrito,

no imaginais la ilusión que me hace recibir noticias vuestras,

siento no poder contestaros uno a uno, pero es que no es nada fácil,

las comunicaciones son lentas y caras, entonces lo que hago es

escribir estas parrafadas en el portátil de Pablo, lo grabo en la memoria portátil que tengo y así cuando voy a internet solo tengo

que copiar todo lo que he escrito previamente.

 

Hay tantas cosas que contar que no sé por donde empezar, aquí cada

día es una aventura, nunca sabes lo que va a pasar y aunque no hace

ni un mes que estoy aquí tengo la sensación de llevar toda una vida,

es fantástico, me lo estoy pasando pipa y por suerte la salud está

acompañando, no he tenido ni un solo dolor de tripas, toda la comida

me está sentado bien y la temperatura es todavía muy agradable, solo

un día me encontré un poco mal pero fué por una leve insolación,

dormí y a la mañana siguiente estaba como nueva.

 

Mis compañeros son estupendos, tenemos muy buena relación a pesar de

la diferencia de edad y nos respetamos mucho, si no fuera así

podríamos acabar fatal ya que la convivencia es total, hay muy pocos

momentos en los que no estemos los tres juntos. El trabajo en el

centro de alfabetización es mucho más duro de lo que imaginabamos

desde España, ya que hacer que funcionen las cosas en Africa es una

lucha diaria, las cosas más sencillas aquí se muestran como

verdaderas epopeyas, es tremendamente difícil inculcar un mínimo de

organización y formalidad respecto a los compromisos adquiridos. Por

ejemplo con las autoridades del Ministerio, no hacen más que

ponernos pegas en la manera que se están desarrollando las clases y

todo por una lucha interna suya de competencias para ver quién se

lleva el trozo de pastel más grande. Estamos tan hartos de que cada

uno nos diga una cosa, que hemos previsto una reunión para la semana

que viene con todos ellos, haber si cuando estén cara a cara también

se descalifican como hacen ahora delante nuestro pero a espaldas de

los otros implicados.

 

Los alumnos también nos ponen dificultades, sobretodo por la

cantina, que es como llaman aquí al comedor, evidentemente lo que

buscan es que paguemos nosotros toda la comida, pero eso no está

contemplado en nuestro proyecto y ellos lo sabían, así que

intentamos ir mejorando el sistema inicial en el que ellos aportaban

la base de la comida, arroz, mijo y haricot (judías secas) y

nosotros todos los condimentos que son lo más caro (tomates,

cebollas, magis, aceite etc.) pero como hemos visto que algunos de

ellos sobretodo los niños tienen problemas para traerlo, después de

mucho pensar y consultar ayer les hicimos una nueva propuesta que

finalmente sin dejar de lado los objetivos del proyecto, que eran

buscar su colaboración e implicación, creemos que hará que la

cantina funcione sin problemas hasta el final, bueno asegurar esto

en Africa es una total temeridad, puesto que para los africanos

mañana no existe, nunca había vivido en una sociedad que llevara

esta filosofía hasta sus últimas consecuencias. Este es uno de los

muchisimos problemas que hacen que este continente no tire para

adelante, no tienen ni la más remota idea de lo que es previsión y

guardar para mañana.

 

El fin de semana pasado tuvimos la visita en Manga del Presidente de

Burkina, Blaise Campaoré, se celebraba la fiesta del agricultor y

cada año lo celebran en un pueblo distinto, y mira por donde este

año ha tocado aquí. Nosotros estabamos cabreadísimos por que ya os

podeis imaginar la que se montó en el pueblo, creo que todos los 4

x4 del país estaban aquí concentrados, no tuvimos agua corriente en

3 días y además los tres odiamos a este tipejo que no hace nada por

su pueblo. Estabamos tan indignados con su visita que estuvimos

maquinando en construir un cerdo bomba para el momento del discurso.

Un país tan pobre y él llegando con todo su séquito, todos unos

ladrones, con un lujo que te cagas, la policia, el ejército,

cochazos y cochazos y más cochazos, y para rematar un trono a lo

Luis XV de terciopelo rojo. Como no entienden castellano, lanzamos

alguna que otra consigna en contra de él y así pudimos descargar

nuestra ira una vez descartada la idea del cerdo bomba. De verdad

todo muy surrealista.

 

Afortunadamente también hemos tenido otras visitas, unos amigos de

mis compañeros que volvían de Níger y han pasado con nosotros sus

últimos días antes de volver a España, gente maravillosa. Yo he

tenido la visita de mi amigo Moussa, el guía del verano pasado, que

vive en la capital pero es de un pueblo llamado Bindé, que está a 14

Km. De manga, él tenía que ir para la celebración de un funeral y a

ver a su familia y me dijo que si lo quería acompañar, como era en

domingo y yo tengo fiesta pues me fui con él para ver todo el

ritual, bueno una parte por que en realidad aquí los funerales duran

3 días y una de las cosas curiosas es que se hacen cuando la familia

puede pagarlo aunque pasen años del fallecimiento. Fue estupendo,

cuando llegamos por la mañana pude ver una de las tradiciones que

son las máscaras, dos personas cubiertas totalmente por una especie

de atuendo hecho con cañas pintadas de negro y en el lugar de la

cara dos máscaras de madera en colores blanco, negro y rojo. La

gente las rodea y ellos bailan al son de una flauta que les marca el

ritmo, llevan en la mano una vara fina y en un momento dado se

lanzan a correr hacia la gente y al que enganchan le pegan con la

vara, evidentemente todos salen huyendo, incluida yo, aunque por la

tarde Moussa habló con el que dirigía la ceremonia y me dejaron

hacerme una foto al lado de una de ellas, momento que aprovecho para

pegarme pero suavemente, todos se partieron el culo de la risa.

 

Lo mejor de todo fué al mediodía, cuando en un corro un grupo de

mujeres tocaban calabazas enormes con un ritmo fantástico y las

otras bailaban por el muerto, incluidas las mujeres de su propia

familia que se reconocían rapidamente ya que llevaban la cabeza

rapada al cero y una diadema hecha de cuerda trenzada. Como Moussa

estaba saludando a todo el mundo y solo hablan en mooré, yo no paso

de los saludos de rigor en ese idioma, pues lo dejé y me fui al

corro de las mujeres, bueno pues no pararon hasta que tuve que salir

a bailar con ellas, me anudaron un pañuelo a la cintura y allí que

me metí en mitad del corro bailando y cantando. Cuando se acabó la

música me dí cuenta de la que había liado pues estaba todo el pueblo

mirando y felicitandome por lo bien que lo había hecho. La noticia

de que una blanca había bailado en el funeral se extendió

rapidamente, y en todas las casas que visitamos a continuación lo

comentaban. Moussa me dijo que de aquí a diez años aún lo seguiran

comentando. Fué una experiencia increíble. También ese mismo día

tuve la oportunidad de probar cantidad de cosas, el dolo famoso que

no es más que cerveza de mijo, fermentado y sin fermentar, y tres

clases distintas de agua de sorgo. Si después de haber bebido todo

eso no he cogido nada, creo que ya empiezo a estar inmune a todo.

 

En fin es que podría estar toda la noche escribiendo y no acabaría,

pero es muy tarde y tengo que dejarlo, mañana me levanto a las 6 h.

Me acuerdo mucho de todos, os quiero un montón, contarme cosas de

por ahí, ya sé lo del premio de Arrels, me ha dado mucha alegría,

aunque aquí alegría no me falta por que me siento muy feliz, todo

esto es como un sueño hecho realidad.

 

Un beso muy fuerte para todos, como dirían en mooré BILFU ( hasta

luego).

Llegiu-ne més...

Què passarà diumenge a Hondures?

Imprimeix PDF

buenas a tots...

 

per a tots aquells que no estigueu informats...us adjunto un interessant article d'análisi que fa l'escriptor hondureny Julio Escoto respecte al guanyador de les eleccions del pròxim diumenge a Hondures, publicat avui al Heraldo.

el propi Julio reconeix que és un risc i que "algún virus de orate o engreído debe haberme picado para vaticinar lo que sucederá..." tot i així s'arrisca...

llegiu llegiu i penseu que aqui s'estan jugant molt i molt...o potser tampoc tant però molts s'estan matant i encara no han començat a votar...i l'esglesia a sobre esta demanant el vot creuat...

 

 

molts petons a totes i a tots des de terres hondurenyes,

 

paula

 

 

 

Pronósticos

 

Cuando alguien se coloca en riesgo innecesario los saharianos

acostumbran citar un adagio: “Sólo el loco tienta la profundidad del

agua con ambos pies”.

 

Y algún virus de orate o engreído debe haberme picado para que ose

vaticinar lo que sucederá dentro de 170 horas, al concluir el día de

elección, a pesar de las advertencias de los buenos amigos, quienes

huyen de la imprudencia o, por veces, no se atreven a desafiar a los

hados o la ambición de los hombres, pues todos concluyen que lo único

que lograré durante esta semana es abundante desconfianza de mi

objetividad, denuestos y risas.

 

Pero tampoco es demente o menso el hombre (hablo de mí mismo), tiene

cinco meses de afinar el oído y aguzar el olfato, camina, ve, observa,

deduce y platica, opta por bus y taxi para calibrar la dirección del

viento y ya lo hizo en una votación anterior, se atrevió a lo mismo y le

resultó.

 

Este ejercicio que puede costarle el prestigio es, además, un reto para

él: el de conocer si ha perdido la afinación con su pueblo o la

conserva. Sea pues, se bebe o se derrama, lo meritorio que lo salva de

la duda es que, proviniendo de padres nacionalistas activistas en su

tiempo, y de hijos maternalmente liberales, nunca se comprometió con

ninguno y no pretende influir sobre nadie.

 

Lo único que le interesa es la verdad, o la posible verdad. Como dicen,

está en el juego pero no en la jugada.

Preámbulos aparte, lo primero por señalar es que de esta lidia es harto

difícil predecir su final.

 

Hasta hace semanas, según el autor, los candidatos mayoritarios lucían

empatados. Lobo es contrincante feroz, fuerte, incisivo, con admirable

determinación (no juzgamos ahora las “plataformas”, ya se hizo previo

varias veces).

 

Lastimosamente, mal asesorado o subvalorando al público escogente,

centró su campaña en sólo dos o tres ejes fundamentales (pena capital,

empleo, seguridad), cuando su inteligencia y carisma le daban para

desarrollar mucho más.

 

Tres meses antes cabalgaba a la delantera hasta que el Partido Liberal

comenzó su oposición (alquilada, vendida e hipotecada en los 3.5 años

precedentes) y logró posicionarlo a la defensiva.

 

El Liberal parece llevar mejor y menos contaminado equipo (esconde

también sus pícaros), pero no más preparado candidato, de quien la mayor

crítica acusa sus debilidades académica y gerencial. Con todo, su

publicidad parece haber sido efectiva ya que ligó fuertemente a Lobo con

los progresivos desaciertos del presidente Maduro, con las condonaciones

para beneficio individual en el Congreso y con una imagen que cuesta

arrancar de los nacionalistas: la sensación de que buscan proseguir en

el poder para adquirir inmunidad y para hacer negocios propios.

 

Las corruptelas maduras fueron lastre mayor para “Pepe”: el

“pasaportazo”, el “gasolinazo”, otros, así como la aprobación inconsulta

del TLC, el retiro indirecto de la Corte Penal Internacional, el ataque

trapero a los médicos cubanos y sobre todo la evidente manipulación del

precio de combustibles (lucro de US$ 90 millones a 4.5 años) para

favorecer a contratistas y transnacionales en detrimento del pueblo.

 

Este mandato de gobierno pesa demasiado para otorgar al nacionalismo

otro futuro.

 

Por ende, desde mi óptica personal presiento que un 12% de indecisos

favorecerá al Partido Liberal, pero no sin costos ni libremente.

 

Sospecho que el margen diferencial para Zelaya rondará apenas los

cientantos mil votos, propio de las elecciones internas (las cuentas

municipales son diferente historia, tras barato-Kilgore SPS prefiere

Tuky-clase alta).

 

Asimismo, intuyo que el votante no le otorgará el Legislativo sino que

lo minará con dos equilibrantes fuerzas beligerantes de reciente década,

el Pinu y luego la UD. No debería decirlo, por mi amigo Juan R.

Martínez, pero el porvenir de la DC es incierto.

 

Si no se extingue logrará un diputado.

 

Por lo que comentan contertulios de diversas ramas sociales, existe

intención positiva para ir a comicios, enturbiada empero por pesadumbre:

la de que la situación no variará tan presto como se espera a pesar de

la democracia formal.

 

Hay escasa esperanza y siento que el ciudadano asistirá a las urnas por

remachar presencia y para sufragar en contra más que a favor, y que por

ende el absentismo no se incrementará geométricamente con respecto a la

anterior elección.

 

Aquellos entusiasmos de antaño, ríos de masas de hombres y mujeres

delirantes por los caudillos y que sienten que están profundizando un

cambio no se volverán a ver, esta jornada será lenta y mustia pues las

ofertas son pobres, perdón por el fuerte término: mediocres.

 

Los ímpetus provocados por los Carías y Villeda Morales quedaron atrás,

el voto será masivamente inértico.

 

Asimismo, opino (quizás más bien que lo deseo) que los candidatos

religiosos apenas alcanzarán primera base pues son la síntesis del

conservadurismo, de algún rango fundamentalista y de la violación al

estado laico con que, pese a todo, nos hallamos muy gratos los

hondureños.

 

Cierto peso tradicional católico se sentirá en esa decisión. A menos que

haya fraude, el que luce será menor.

 

Bien, ya pueden comenzar a insultarme.

 

 

Julio Escoto

Llegiu-ne més...

diseño: iñaki m81